Consultas y sugerencias

foxyform

CASA DE LOS MARQUESES RESEÑA HISTÓRICA


CASA DE LOS MARQUESES

RESEÑA HISTÓRICA


Si bien durante los años 1.534, 1.535 y los siguientes se puso los fundamentos de Tacunga este pueblo tan solo desde el 27 de octubre de 1.584, iniciara su vida audiencial bajo la advocación de San Vicente Mártir gracias al español Juan Antonio de Clavijo que agrupaba naturales en el centro interandino. Cabe anotar que es en el año referido encontramos de Corregidor al capitán Alonso de Peñafiel. Antes de esta fundación Tacunga fue un populoso Tambo Real, con edificaciones de valía pero nada similares a la arquitectura española. Aquí se daba cabida a los viandantes(personas que van a pie por las calles); para 1.573 se hallaba Don Alonso de Rojas como arrendatario del tambo mejor conservado, Rojas debía pagar por él 60 pesos por dos años y ademas por el servicio de 20 mitayos a su cargo. El pueblo de naturales estaba disperso hacia el Sur-Oriente de la actual Ciudad. Las estancias poco a poco habían sentado sus reales en diversos lugares de la hoya gracias al impulso de ambiciosos españoles.
                                                                                             


Desde el año 1.585 iniciaron labores las escribanas, en ellas se observó “la firmeza del derecho de propiedad y venta de negocios”, en aquel año laboró en Latacunga el primer escribano don Juan Francisco Verdugo quien adquirió el trabajo en remate público por un tiempo vitalicio a un costo de 6.000 pesos. En lo que respecta al precio  de una cuadra de terreno en el área urbana conocemos que fluctuaba entre sesenta y setenta pesos; la cuadra era más pequeña, tenía 50 varas de largo. Cuando el siglo XVII despertó su miraje de progresista el Asiento de Latacunga había cobrado gran impulso, lo que al principio estaba circunscrito a la plaza mayor, habíase extendido hasta “Mitimaes, Barrio Caliente y la Merced”; los pueblos aledaños de Shairuco y la doctrina del Patrono San Felipe florecían con celeridad. Desde el 10 de diciembre de 1.640 con la fundación formal del Convento Mercedario dirigido por el reverendo José Maldonado, el Barrio La Merced fue bautizado como tal, para entonces encontramos a la familia Jiménez como propietario de una considerable área de terreno que partiendo desde donde se levanta el Templo Mercedario al Sur hasta “Santa Teresa”. Respaldamos nuestro criterio por cuanto tenemos algunos datos de compra-venta de terrenos que hacen los Jiménez a diversos  interesados: así, el Provincial Mercedario José Maldonado compra media cuadra de terreno al señor Francisco Quevedo y esposa María González por el precio de 1.800 patacones de 8 reales, la adquisición de las edificaciones de tajas y el área correspondiente se legalizó tan solo el 16 de diciembre de 1.640 mediante escritura pública suscrita en Quito donde el Escribano de su Majestad y Público Don Diego Bautista. Más al Sur, donde se yerguen los casi tres veces centenarios edificios que dan albergue a la Casa Cuna y Convento de Bethemitas, hallabanse las casas, árboles y jardines de Don Lázaro Jiménez, quien inauguro un bien dotado salón  de juegos especialmente de barajas, billas y billares, el primero en la jurisdicción y prestigioso por cierto, la apertura se verifico en el año 1.640. En el tríptico de la Virgen “Perla de Tacunga” trabajado por autor anónimo antes del terremoto del 20 de junio de 1.968 y hoy propiedad de la familia Gangotena se puede apreciar el sector citado, en época anterior a que se construyen las edificaciones que aún perduran y a las que estamos refiriéndonos, otro lote que partía de la “Calle del Infiernillo (hoy Guayaquil) hacia el sur lo vendió Francisco Jiménez en el año 1.669 a las Monjas Carmelitas de Santa Teresa, otras áreas fueron enajenadas a las religiosas incluyendo casas, por los propietarios Roque de Orbe, Agustina Rivera y José de la mata )registro de Escrituras hechas ante los escribanos Andrés Muñoz de la Concha, Nicolás Muela prado y Miguel Sandoval y Silva-desde 3 de febrero de 1.669 hasta 19 de octubre de 1.673). Por todo lo anterior queremos señalar que gran parte de la manzana comprendida entre las calles Juan Abel Echeverría y Guayaquil, concretamente el espacio que ocupa las edificaciones de la Casa Cuna y Colegio de Betlemitas fue en los primeros años de la colonia de propiedad de la Familia Jiménez,acaudalados propietarios de la serie de terrenos en el área urbana y con más de un fundo en el área rural.
                                                                                                                                                           …../.....

En 1.710, en aquella superficie se construyó la suntuosa mansión que ha luchado impoluta contra la bruma de los tiempos, para el efecto el señor Juan García de Granda había sentado sus reales en Latacunga luego de llegar procedentes del Asiento de Ambato y contraer matrimonio con doña Rosa Fuentes oriunda de la tierra del volcán. Éste hogar procreo varios hijos entre ellos a Ignacia García Fuentes heredera de aquel  santuario de bóvedas, arquerías y azoteas de inefable apariencia, allí nació el presbítero José, vástago de los esposos García de Granda Fuentes y que “obsequió para las tropas de Sucre en el Azuay 30 pesos mensuales sin consideración a la numerosa familia que sostenía por ser de la dependencia de su sangre” José García de Granda Fuentes, educado en el Colegio San  Fernando de Quito, caso en su juventud con Tomasa Sierra y Argudo de la cual enviudo por lo que  siguió la carrera religiosa dándole el destino la suerte de tener como acólitos en su primera misa a sus hijos el Agustino Manuel y el Dominicano Juan García Sierra. En la década del 20 en el mismo siglo VXIII, el tramo norte de aquella propiedad fue vendido por los García Fuentes, al Ambateño Don Antonio Flores de Vergara; Flores de Vergara fue progenitor de Ignacio Flores Jiménez de quien Samuel Poveda nos entrega los siguientes detalles: “Hijo de Don Antonio Flores de Vergara español y de Doña Magdalena Jiménez Latacungueña. Nació en Latacunga (el 30 de junio de 1.773) graduado de maestro de filosofía el 1.748  fue catedrático en el Colegio de nobles de Madrid, Cnel. Gobernador de Mojos, defendió a la paz comandando las tropas que se enfrentaron con los indios rebeldes en la sublevación de Tupàc Amaru y en premio se le nombro Presidente de la Audiencia de Charcas el 1.772 y Capitán General de su Distrito. Tuvo el honor de ser reconocido como el pacificador de toda la actual República de Bolivia. Autor de reconocido merito literario, su estilo político le valió enemistades personales, se le atribuye un interesante opúsculo de alcances sociológicos llamado “Viaje de Enrique Wanton a las Tierras Astrales y al País de las Monas. Después de su cargo por intrigas de los oidores preséntose al Virrey de Buenos Aires donde no fue atendido para su defensa y murió allí en 1.786”.

Por nuestra parte creemos conveniente entregar algunos detalles pormenorizados sobre el marquesado de Miraflores en la provincia de Cotopaxi, pues ante todo repetimos que Don Ignacio Flores Jiménez nació en la casa a la que estamos haciendo referencia; Gustavo Iturralde, luego de verificar la tradición conservada por siglos, escribió con certeza: “El ínclito Flores....nació en la lujosa mansión que durante mucho tiempo después pasó oculta por un ominoso muro construido por la ignorancia... en esa casa en que los patriotas tuvieron sus reuniones y hoy una parte desmantelada y pobre presta albergue a la niñez desvalida transformada en Asilo de Niños la parte Norte y en lujoso y confortable colegio de Betlemitas la Parte Sur...”.
                                                                                                                                                       …../.....
Antes de continuar adelante no está por demás señalar las edificaciones (hoy Casa Cuna y Convento de Betlemitas) como un solo conjunto arquitectónico, pues asçi lo diseñaron sus constructores y así lo manifiesta su pómica armonía. He aquí algunos datos alusivos a los Marqueses de Miraflores propietarios de aquella casa en algún recodo de tiempo, estos datos lo tomaron de nuestra obra inédita “Latacunga Colonial”: Antonio Flores de Vergara, Ambateño obtuvo el título nobiliario mediante cédula real expedida el 2 de Agosto de 1.744 por el alto costo de 25.000,oo pesos, desde la ciudad de Lima vino una insinuación a  Quito para solicitar a quienes podían candidatearse para alcanzar este marquesado, en todo caso la parte modular procuraba el dinero para el Rey, dinero que bien lo necesitaba dicha autoridad; fue progenitor de Don Antonio. El señor Silvestre Sánchez Flores originario de la Extremadura en España quien contrajo matrimonio en Ambato con la señora Clara de Vergara. Antonio Flores de Vergara vino a radicarse en el Asiento de Latacunga y contrajo nupcias con la espiritual Magdalena Jiménez de esta capital, entonces procrearon siete hijos de los cuales sobresalieron Ignacio Flores y Antonio Flores Jiménez. Ignacio hombre ilustre, nacido en esta gloriosa Latacunga fue filósofo, lingüista, literato ,matemático, militar y maestro, llego a ser Presidente de Charcas-Bolivia, pereciendo en la prisión de agotamiento físico y moral entre cadenas y opresión.

Dirigiendo nuestro comentario hacia Antonio Flores Jiménez el segundo Márquez de Miraflores, cabe anotar que cuando heredó el título de nobleza de Latacunga, muy joven por cierto, hubo de recibir una serie de críticas; por ello, el interesado pidió información a Lima sobre su linaje paterno, la respuesta recibió en los siguientes términos: “Al señor Márquez de Miraflores-Recibí con todo aprecio la carta de vuestra señoría de 13 de Octubre con el testimonio de la información recibida en los estratos de esta Real Audiencia en asunto a calificar en claro distinguido honor y origen de su noble ascendencia, como plenamente veo justificado por ella sobre lo que nunca se me ofreció duda por la notoriedad, porque aunque no intentó por motivos que vuestra señoría apunta, obscurecer con aparentes sombras cual nube que se interpone al sol los brillos de su nobleza, fue sin duda para purificarla como el oro en el crisol hiciere más auténtica la verdad según estuve constantemente persuadido. Por lo que doy a vuestra Alteza muchas enhorabuenas como también por el nuevo adjunto título de Castilla con la denominación de Márquez de Miraflores, nuevo distinguido blasón muy respectivo a las prendas y aprecios que se merece nuestra alteza cuya vida guarda Dios muchos años-Lima 25 de Noviembre de 1.746-Don José de Manzo.”


Mariano Flores Jiménez nació en Latacunga el 22 de Diciembre de 1.731, recibió educación en la capital desde sus comienzos, fue partícipe y gestor de los primeros movimientos independentistas Miembro de la Junta Suprema y prócer del 10 de Agosto, estuvo casado con su prima Ignacia Bobadilla desde muy temprana edad pero no tuvo descendencia. Ostentaba los pergaminos de nobleza como el del Coronel de Dragones y Caballero de la Orden de Carlos III, su comportamiento era afeminado y lleno de timidez, dueño de una gran fortuna hizo de Tilipulo su residencia solariega, cuando visito la estancia el Dr. Eugenio Espejo de admiró tanto que escribió estas frases: “en una casa de campo y de obraje del Márquez de Miraflores llamada “Tilipulo”•, vi la mejor semilla de lino cosechada en aquella hacienda y que se estaba moliendo para extraer su aceite...” (Año 1.792).Antonio Flores Jiménez a su muerte en el año de 1.810, dejó títulos y propiedades del Marquesado de Miraflores en poder de su hermana paterna doña Paula Flores Carrión. Tercera Marquesa de Miraflores esposa de Pedro Quiñonez Cienfuegos, Jurisconsulto Barbacoano que desde entonces administro las propiedades del fallecido que se contaban más de 10 entre ellas: La viña Pucarumi, Callate Tilitusa (en Tungurahua); en el Asiento de Latacunga: Pansachi, Saquimálac, Tilipulo, Ilitío, Mulaló, La Calera, Locoa, San Juan, Aguallaca, numerosos obrajes y molinos. Cabe señalar que la Casa de Santo Domingo ya había sido vendida en los últimos años del mismo siglo XVIII. Fueron hijos de Pedro Quiñonez y la Tercera Marquesa, los próceres del 10 de agosto Próspero y Mauricio Cienfuegos, María de Benítez y Margarita Cienfuegos que caso con Nicolás Carrión Velasco, quien enajeno a su hermana la herencia que le había tocado a su mujer. Fue hermana de Nicolás, la señora Rosa Carrión y Velasco matrimoniada con el “Márquez de San José”, Don Manuel Larrea y Jijón, quien paso a ser dueños de los fondos, Tilipulo, la Calera, La Calerita y San Juan. Cabe concluir señalando que Antonio Flores de Vergara, primer Márquez de Miraflores protocolizó el título nobiliario en Latacunga seguramente para asegurar su conservación, aquí el documento de escribanía que concita nuestro interés: “El Rey.- Por cuanto atendiendo a las circunstancias distinguida, calidad y méritos de vos don Antonio Flores, Marqués de Miraflores, he venido en haceros merced de Título de Castilla, libro de lanzas y media ampata perpetuamente para vos, vuestros hijos, herederos y sucesores. Por tanto he mandado por decreto expedido a mi Consejo de Cámara que acudiéndose a él. Por vos o por vuestros apoderados con ésta mi cédula original, en la cual ha de poner de su misma mano vuestro nombre; mi Virrey del Peú, despache lo correspondiente para que goseís del referido título de castilla en la conformidad expresada y con la denominación de Marquez o Condo que exigiéses. Dada en Idelfonso, a 2 de Agosto de 1.744 años- Yo el Rey Senón de Somo de Villa”.

Siendo el momento de retomar la mirada hacia la casa que motiva nuestra inquietud diremos que para los últimos años del siglo XVIII Tomás Romero de Latacunga hijo de Ignacia García luego de venir de Panamá adquiriendo una gran fortuna procedió al adecentamiento y ampliación de la casa de Santo Domingo, para lo cual, se adquirió el tramo norte que había sido vendido por los García Fuentes allá en el año 1.727 a los Marqueses de Miraflores. Sobre este particular nuestro amigo Isaías Toto Ruiz nos proporcionó los siguientes datos: “Se nos informa privadamente que Tomás Romero acumuló riqueza pescando perlas en las costas de Panamá, construyó su casa en la placeta de Santo Domingo de Latacunga suntuosamente, en ella reunía conspiradores contra el Conde Ruiz de Castilla (Manuel Urries). El señor Romero es hijo del español Esteban Romero y la señora Ignacia García de Granda de Latacunga, hija de Juan García de Granda Ambateño y Rosa Fuentes de Latacunga, nieta de Antonio García de Granda y Antonia Arias de la Vega, nativos de Asturias en la Península y Ambato respectivamente. Visnieta paterna de Juan García Cavalier Granda que vino a América siguiendo a su Tío el Lcdo. Antonio Rhon y, Juan Basante. Bisnieta materna del Capitán francisco Arias de la Vega, Caballero de la orden de Santiago español, y, Feliciano Rodríguez: el último Arias hijo de Juan de la Vega y María Ana Muñoz”.

De los Romero Granda tenemos: al prócer Tomás, a Jacinto esposo de Josefa Mogrovejo Moscoso, que procreó entre sus hijos a Manuela, esposa de Felipe Barba sobre el cual caben estos datos: Pagó al Padre Capellán y edificó una ermita en el lejano Sigchos para la catequización de los nativos, allí era dueño de la afamada hacienda Tandandi.

Llegado el Gral. Sucre a Latacunga de paso al Pichincha (2 de mayo de 1.822) se le banqueteó en los cortos días de su permanencia correspondiente al señor Barba hacer igual obsequió...Santacruz, Illiwort, Kavayca, Anda, Luque, Flor, Urdaneta, Cestari y otros de brillante ejercito......se sentaron a su mesa y bailaron con las señoritas de la élite local”.(I.T.R). Así también fue de los Romero- Granda, doña Rosa, matrimoniada con Antonio de la Riva en quien procreó a Mariana de la Riva Romero, misma que en compañía de doña Josefa Calixto y don Valentín Zambrano, días anteriores al 11 de noviembre de 1.820 subían valiéndose de sendas escaleras hacia la bóveda del cañón del templo de Santo Domingo provistas de bolsos de dinero con el fin de cohechar a los 60 realistas acantonados en el Cuartel “Los Andes• comandados por el Sargento Mayor Miguel Morales y el Cabo José Sarzosa. Estas gestiones aunque no tuvieron resultados son dignas de contar en nuestra historia provincial. Mariana de la Riva estuvo casada con el valiente Ramón Páez “Conde de Trastamara” propulsor del 11 de Noviembre en Latacunga. En la Casona de Nuestra referencia, han acontecido hechos de diversa índole inclusive religiosos, así como el juramento a la virgen del Rosario “Patrona contra los terremotos” tuvo origen allí como lo atestigua un documento que lo copiaremos textualmente después de un ligero preámbulo: la historia ha reiterado la voracidad destructora de aquel terremoto registrado a las 7 y 45 minutos de la mañana del sábado 4 de febrero de 1.797 en territorios de Cotopaxi, Tungurahua y Chimborazo, factor maligno que hizo temblar las cordilleras y cobro 234 víctimas en el corregimiento de Latacunga, sin ahondar en detalles estamos en capacidad de asegurar que ese fenómeno fue motivo suficiente para que los vecinos del Asiento San Vicente Mártir suscribieran en siguiente documento: • En el Asiento de Latacunga en 21 días del mes de enero de 1.798 años.-Señor Don Antonio Mazorra y Lemus, Teniente de Corregidor y Justicia Mayor de ese dicho Asiento y tiene Jurisdicción por el superior tribunal de la Real Audiencia de Quito dijo que la mañana del día lunes que contábamos 6 de febrero de 1.797 hallándose casualmente un religioso de la Orden de Predicadores nombrado Fray Joaquín Romero celebrando el Santo Sacrificio de la Misa en el patio de la casa de Tomás Romero (hoy Casa Cuna y Convento de las Madres Betlemitas) donde se trasladó el Santísimo Sacramento y se hallaba puesto en el altar portátil que se hizo para haberse trasladado a este sitio a la Madre Nuestra Santísima de Rosario a causa de haberse arruinado la Iglesia de San to Domingo con el espantoso terremoto del día 4 del citado mes y año, se sintió un formidable temblor al tiempo de elevar la hostia, habiendo concurrido a oír la Santa Misa mucha parte de los vecinos de este asiento acordaron unánimes y conformes en tal lamentablemente conflicto pedirle a su Dignidad (refiriéndose al corregidor Mazorra y Lemus) que a su nombre y prestando caución por todos le jurasen por Patrona y Abogada de esta peste y terremoto a la Sagrada Imagen de Nuestra Señora del Rosario y que se hallaba presente en dicho altar ofreciendo que concurrieran con lo que pudieren para que cada día cuatro de febrero de los años sucesivos se hiciese su fiesta en memoria, reverencia y reconocimiento de haber sido la intercesora para aplacar la ira dela Divina Justicia en cuya virtud y por ante del Escribano Público en aquel mismo caso luego se concluyó la misa hizo su dignidad, solemne juramento en presencia del señor Sacramentado y de la Bendita Madre por sí y a nombre del afligido vecindario para establecer dicha fiesta y que se celebre el citado día 4 de todos los años con la decencia que alcancen las facultades y devoción de los fieles que prometieron concurrir con su limosna y en cumplimiento a esta promesa se ha dedicado su dignidad a pedirla y ha contribuido con el número de pesos que con su pormenor consta en el libro de la Cofradía del Santísimo Rosario de que es actual Mayordomo, para que se solemnice dicha fiesta se han dedicado varias personas piadosas a concurrir a la celebridad de una devota novena que ha de dar principio el día viernes de la presente semana que contaremos 26 del corriente y habiendo de ser las víspera del día sábado que contaremos tres del venidero febrero. Debía mandar a mando que todos los músicos de este Asiento concurran para un rato con sus instrumentos a las doce del dicho día y para la noche desde las siete hasta las nueve de ella a la plazoleta de la capilla donde se halla colocado el Señor Sacramentado y la Bendita Madre del Rosario y asimismo que desde dicha hora 7, hasta las 9, pongan sus luminarias todos los vecinos en reconocimiento y memoria de tan Celestial Poderosa Protectora que por medio de su intersección nos libró de tan manifiesto riesgo del que debemos serle eternamente reconocidos y, para que llegue la noticia de todos y que cumplan puntualmente con lo mandado, publíquese este auto en la forma acostumbrada por las calles de este Asiento así lo proveyó, mandó y firmó Antonio Mazorra y Lemus- Por mandato de la Suprema Justicia Mayor; Ramón Batallas, Escribano de su Majestad y Público- En el  Asiento de Latacunga en veinticinco des mes de enero de 1.798 años.

Yo el escribano, leí y publíquese el auto de la vuelta, por las calles acostumbradas, al son de las cajas a usanza de guerra, auxiliado del Cabo y Soldado de este Destacamento. De que doy fe, Ramón Batallas, Escribano de Su Majestad y Público”.

1.    Ahora, volvamos una vez más nuestras ideas hacia el propietario de la casa que motiva nuestra inquietud, me refiero a Don Tomás Romero, quien constantemente demostró generosidad y patriotismo así, costeó el artesón de la Iglesia Dominicana y además en los albores independentistas prestó la mansión para reuniones secretas con los Patriotas, contribuyendo inclusive, con tres mil pesos “Para organizar la falange de caballería comandada por Ramón Chiriboga y a órdenes de Manuel Matheu Herrera, Marques de Maenza este último patriota justamente, se convirtió en propietario de la casona hasta la fecha de su muerte acontecida en 1.845 en que fue vendida a Don Mariano Maya con todas las facilidades en el pago, pues tenía que abonar 50 pesos anuales, cosa que ni así resultó, motivando que el Gobierno del pillareño José María Urbina reasumiera la propiedad del inmueble hasta cuando el Colegio “Vicente león” lo adquirió para destinarlo a la Escuela Central de Niñas “Santa Teresa” como la prueba esta hoja volante del siglo anterior (1.885): “Andando el tiempo los gastos (del Colegio Vicente león) crecieron es extremo porque a más de haberse empleado gruesas sumas en la construcción de la cómoda y lujosa casa para los Hermanos Cristianos y compra de la que sirve de Colegio de Niñas no son de poca monta los que demandan la conservación de los tres establecimientos...” No está por demás añadir que las primeras Madres Betlemitas llegadas a nuestra ciudad el 17 de abril de 1.888 tomaron posesión de la histórica casa y se hicieron cargo de la escuela llamada “Santa Teresa” por insinuación del benefactor Don José Rumazo González y por disposición del Gobierno Nacional de aquel entonces en base a un acuerdo que se concretó en marzo de 1.888; no se debe olvidar que la escuela fue fundada inicialmente el 1ro de Octubre de 1.850 en calidad de Municipal y con el apoyo del Colegio de Latacunga y el mismo que tuvo en su patrimonio el edificio de Santo Domingo hasta las primeras décadas del presente siglo, primeras décadas en que el sector Sur pasó a ser propiedad de la madres Betlemitas y el tramo Norte tuvo el destino que todos conocemos. Para finalizar, bien vale recordar que ratificando la vieja existencia del conjunto arquitectónico de Santo Domingo (Casa Cuna y Convento de Betlemitas), existe un cuadro de pintor anónimo trabajado en la primera mitad del siglo XVIII y que muestra Latacunga Colonial, en aquel documento valioso de propiedad de la Curia, se observa claramente el magistral edificio que como ya dijimos fue levantado en el año 1.710 por iniciativa de Don Juan García de Granda su propietario, quien contrató trabajadores de San Buenaventura y Tyimbug Pugyu, utilizó cal de Carchi y piedra pómez propia de esta región volcánica para cimentar con efluvio de siglos aquel monumento del pasado que es gloria de esta Latacunga, donde la nobleza de España se confundió con la estirpe nativa para franquear las furias de la naturaleza indomable, furias que destrozando la comarca muchas veces, no pudieron destrozar aquel caserón maravilloso que resalta su existencia recostado hacia el oriente del barrio Santo Domingo.

CONSTRUIDA:      1710
 DIRECCION:        Calles Sánchez de Orellana y Juan Abel Echeverría
ESTILO ARQUITECTÓNICO:     Neoclásico

HISTORIA

La casa de los Marqueses de Miraflores tiene más de 300 años de antigüedad, con una superficie aproximada de 2.100 m2.Es un conjunto arquitectónico construido en parte por el señor Juan García de Granda en 1.710 y complementado por los Flores de Vergara Marqueses de Miraflores, en los años posteriores hasta 1.743.
Entre los propietarios citamos al Marqués de Maenza que habito en ella hasta su muerte posteriormente pasa a poder de José María Urbina, luego al Colegio Vicente León. En 1888, llegan las hermanas Bethelmitas y toman posesión de la casa convirtiéndole en refugio de Huérfanos y Personas pobres con el nombre de “Asilo de la caridad de San José”.
Adicional consta de dos salones con un área de 120 m2, en la parte posterior esta la Biblioteca “Diario El Comercio” y la Hemeroteca en la que consta la historia de la Ciudad la misma que se encuentra a disposición de los investigadores
El conjunto arquitectónico consta de dos plantas, una primera la frontal que es cruzada por tres juegos de columnas y pasillos y una segunda que conduce a un pequeño patio. En la primera parte de encuentra la pinacoteca y el salón amarillo.
La biblioteca “Diario El Comercio” cuenta con un aproximado de 6.000 ediciones para uso general.



CARACTERISTICAS:
•    Toda su construcción está hecha de piedra pómez.
•    En el primer patio se llega a un ambiente cubierto con un sistema de terraza árabe y sostenido hacia el éste por siete pilares apoyados es piedras basas desde donde se mira el patio principal
•    En el flanco norte del patio, existe un testimonio de mucho valor que cubre el tramo de ese corredor, consiste en una bóveda de cañón corrido que descansa hacia el norte en el muro que conforman las habitaciones y hacia el sur
•    El segundo patio es de forma rectangular de menor tamaño que el primero, está rodeado por 11 fuertes columnas de piedra pómez.
•    En este complejo se encuentra las Direcciones de Desarrollo Social, Turismo, la Jefatura de Educación Cultura y Deporte y las dependencias de la Biblioteca, Museo y Salones de Conferencia.

VALOR HISTORICO DEL INMUEBLE CASA DE LOS MARQUESES

Los Flores de Vergara, marqueses de Miraflores, se distinguieron por su amor a la Libertad. Ser intelectuales y bravos soldados, de acuerdo a la reseña que a continuación se transcribe, preparada por el Señor General Gonzalo Orellana B.
“La casa de los marqueses de Miraflores, tiene más de 250 años de antigüedad, registrada por la crónica histórica. Ostenta el Título Mariano Flores de Vergara y Cárdenas, nativo de Latacunga. Había nacido el 23 de Diciembre de 1.731.
El primer título lo había logrado su padre Antonio Flores de Vergara, quien se casara en Latacunga con Magdalena Jiménez de Cárdenas. Mariano Flores tiene importancia patriótica por su activa participación en los movimientos revolucionarios de Quito en 1809 y 1810.
El coronel Ignacio Flores de Vergara, hermano de Mariano nace en Latacunga el 30 de junio de 1733. Recibe buena educación en Madrid, viaja por Europa y escribe el discutido libro “Viaje al País de las Monas”. Sobresale entre los criollos de América y llega a ocupar la Presidencia de la Real Audiencia de Charcas.
Preso y atormentado muere en una cárcel por su amor a la libertad.
Los nuevos vástagos delos Flores de Vergara, como don Próspero y Mariano Quiñonez Flores, próceres de la Independencia, son presos y desterrados como pena de su briosa lucha por la libertad, Don José Manuel Flores, otro prócer de la familia, concurre como diputado de Latacunga al Congreso de 1.812.
Ilustres por mil títulos son los Flores de Vergara, su lista de servicios a la Patria incluye lucha armada, destierro, prisiones y muerte. En la casa solariega de los marqueses de Miraflores, se reunieron los Patriotas del  10 de agosto de 1809, en coyuntura con las reuniones en Tilipulo de los marqueses de Maenza, Mariano y el coronel Ignacio Flores de Vergara son, por excelencia grandes figuras de la independencia ecuatoriana. Suficiente biografía sobre ellos, existe por fortuna. Escritores de la talla de Jorge Carrera Andrade, en su libro “Galería de Místicos e Insurgentes”, Neptalí Zuñiga en su Historia de Latacunga”. Marqués de Maenza, otro héroe destacado de nuestra gesta libertaria cuya personalidad tampoco ha sido debidamente difundida. Habitó la casa hasta su muerte en 1845.
-En 1845 compro la casa Mariano Maya y no pudo pagarla, razón por la cual el gobierno de José María Urbina la adquirió.
-En 1850 paso ola casa a poder del Colegio Vicente León para destinarla a escuela de niñas de Sta. Teresa.
En 1888 llegaron a Latacunga las Madres Betlemitas y tomaron al colegio por insinuación del benefactor don José Rumazo González y del Gobierno nacional-
-Actualmente la casa pertenece al I. Municipio Latacungueño.

De acuerdo a datos de escrituras recopiladas por el señor Nicolás Pino y publicadas en el diario Latacungueño “La Gaceta” el 6 de marzo de 1974, se conoce lo siguiente:
-La actual casa cuna perteneció desde tiempo inmemorial a la señora Juana Angueta quien la dono al convento de Sto. Domingo.
-En 1881, el Arzobispo Amasenus de Lima concedió permiso al convento de Santo Domingo, para que venda la casa al señor José Rumazo González en 880 pesos ejecutándose la venta en 1894 para convertirla en casa de beneficencia para huérfanos y señores pobres
Con  el nombre de “Asilo de la Caridad de San José”

DECRIPCION GENERAL DEL INMUEBLE Y SU VALOR ARTÍSTICO

La actual “Casa Cuna”, que es un sector de la residencia original de los Marqueses de Miraflores, se halla ubicada en la Ciudad de Latacunga, ocupando el solar esquinero Noroeste de la manzana limitada: Al norte por la calle Juan Abel Echeverría, Al Este por la calle Quijano y Ordoñez, Al Sur por la calle Guayaquil y al Oeste por la Calle Sánchez de Orellana, hacia la cual está el acceso principal signado con el número 25-106.

El solar tiene 35,60 Mt de frente hacia la calle Sánchez de Orellana y 57,80 Mt hacia la calle Juan Abel Echeverría; su perímetro interior es irregular por el resultado de las mutilaciones y fraccionamientos que ha sufrido. La superficie aproximada es de  2.100 m2., sobre la que se encuentra la edificación de una sola planta conformando dos patios rodeados por corredores y un corral posterior.

Las fachadas exteriores son muros simples rematados con una pequeña moldura superior, presentan cinco ventanas y un acceso secundario hacia la Echeverría, mientras que hasta la Sánchez de Orellana presenta aparentes vanos cegados de puertas y/o ventanas, destacándose el ingreso principal mencionado.

Al entrar por la puerta principal se llega a un ambiente cubierto con el sistema de terraza árabe y sostenido hacia el este por 7 pilares de madera apoyados en piedras basas desde donde se mira al patio principal  ubicado al frente de la entrada, luego de una terraza a nivel del suelo con piso de piedra sillar, con ligero declive en sentido norte- sur. Esta terraza está separada del patio propiamente dicho, por un antepecho ejecutado con mampostería de ladrillo.

Hacia el sur de este ambiente de llegada, existe un pequeño patio llamado de la Virgen.

El primer patio o principal, es cuadrado (280 m2.) está en deplorables condiciones, manifestando ruinas de algunos elementos que le rodeaban, como la cubierta parcial de los corredores perimetrales resuelta con estructura de madera y teja.

En el flanco Norte del patio, existe un testimonio de mucho valor que cubre un tramo de ese corredor, consiste en una bóveda de cañón corrido que descansa hacia el norte en el muro que conforman las habitaciones y hacia el sur sobre tres arcos resueltos, en curvatura de tres puntos apoyados en gruesas columnas de esquinas ochavadas. En el extremo occidental de este corredor existe un primer espacio resuelto con arcos de medio punto que sostienen una bóveda por aristos; de tal manera, hacia el patio, presenta el corredor cuatro arcos, uno de medio punto y los tres de tres puntos. La fachada de este tramo es sencillas columnas ochavadas rematan en un moldurado simple del cual arrancan los arcos; sobre los aros a 0.40 mt de distancia corre horizontalmente una moldura acordonada entre filetes y luego otros 0.40 mt. De distancia remata en una cornisa moldurada sostenida por modillones. (Ver fotografías y  planos).
En el centro del patio existe una pequeña pila circular de piedra rústica enlucida.

El segundo patio rectangular (80 m2.) de menor tamaño que el primero, presenta también estado ruinoso de conservación, rodeado por once fuertes columnas de piedra pómez en sus flancos norte, este, sur, y una arqueria de 2 arcos de 3 puntos en el flanco occidental. Tras las columnas existen los cuatro corredores perimetrales de los cuales los corredores este y sur no tienen cubierta; el corredor norte con cubierta resuelta con el sistema de terraza árabe y el corredor oeste con bóveda de cañón corrido que descansa hacia el oeste en el muro de las habitaciones y hacia el oeste en 4 arcos de 3 puntos apoyados en gruesas columnas ochavadas. De los corredores de acceso a las habitaciones ubicadas en los flancos norte, oeste y sur y hacia el este existe una puerta que comunica con el corral posterior cuya superficie es de 173 m2. Y de forma irregular.


Singular interés reviste el sistema constructivo de las habitaciones indicadas. Tanto de las que dan al primero como al segundo patio, están resultas con muros gruesos que soportan esbeltas bóvedas semi apuntadas con tragaluces conitales en número de 1 a 4.
Actualmente estos tragaluces están cegados y sus linternas o cupulines exteriores han sido destruidos, existiendo uno en buen estado. El material usado es piedra pómez en todo lo concerniente a mampostería.

Dos habitaciones del segundo patio, una al norte y otra al sur, están cubiertas con estructura de madera de eucalipto y teja.

Tres de los ambientes que rodean el patio principal; uno al norte y dos al sur, están cubiertos por bóvedas cuyo intradós ha sido decorado con alto relieves de laceria mudéjar, estas bóvedas descansan en una cornisa perimetral resuelta el gola apoyada en modillones con espacios estrellados.

Cabe destacar la existencia de una bóveda de cañón corrido muy rebajado que vincula los dos patios, sobre la cual existe un ambiente muy inaccesible que es una especie de mezzanine de local ubicado entre los dos patios.

Hacia el sur de “La Casa Cuna”, se encuentra el colegio de las Madres Betlemitas, ocupando el resto de lo que fue la Residencia del Márquez de Miraflores, en donde se ha realizado varias adecuaciones añadidas al original para solventar transitoriamente sus necesidades funcionales, desgraciadamente algunas intervenciones han destruido el original, como la del teatro que limita con la “Casa Cuna”, produciendo un volumen excesivo, afectando morfológicamente a todo el contexto.

Los dos ambientes de la esquina sureste del patio principal pertenecen actualmente a las madres Betlemitas, el uno sirve de despensa y el otro de cocina: el primero está cubierto con una bóveda de cañón y el segundo con una bóveda semi apuntada y decorada similar a las antes anotadas. (Ver plano de propuesta).

Es innegable el valor histórico-cultural del inmueble que nos ocupa, no solo por servir de escenario de hechas transcendentales para la Patria, sino también por constituir un monumento de valores propios del lugar, como el trabajo y aprovechamiento de la generosa piedra pómez, que es típica de la Provincia de Cotopaxi materia prima fundamental con la que se ha plasmado una edificación de gran presencia y significado dentro de la Arquitectura Mestiza Latinoamericana.







 Panorámica de 360° de la Casa de los Marqueses









                                                                                                                                        


 



                                                        ….../.....

0 comentarios:

Publicar un comentario

“COURT KINGZ” Show de Baloncesto en Latacunga el 7 de Octubre 2017

“COURT KINGZ” Show de Baloncesto  en Latacunga el 7 de Octubre 2017
Ven y Disfruta el Show de Baloncesto más esperado en mucho tiempo “COURT KINGZ”, Equipo de élite Norteamericano en Latacunga por primera vez, como parte de su gira latinoamericana, este EVENTO GRATUITO será el día 07 de Octubre en el Coliseo Mayor “Camilo Gallegos Domínguez” a las 19h00, para el deleite de grandes y chicos que les gusta este espectacular deporte. Retirar los pases para el evento en la Dirección de Desarrollo Social del GAD Municipal del Cantón Latacunga, Nuevo Edificio Municipal Cuarto Piso, Sector La Laguna a lado de la Contraloría.

Cursos Permanentes Dirección de Desarrollo Social GAD Latacunga

Programa Cantonal De Desarrollo E Inclusión Social “Vicente León” El Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal del Cantón Latacunga, por...